domingo, 12 de febrero de 2012

Sorry but I'm not perfect

Siempre he creído que las personas tenían que ser sinceras,que tenían que decir la verdad por mucho que doliese.
Creía que si no había sinceridad en una relación o amistad,entonces no se le podía llamar así.
Con el paso de los años me he dado cuenta de que no siempre se puede decir toda la verdad,
que hay que ocultar pequeñas cosas para no hacer daño a los que mas queremos,que a veces ser sincero no sirve para nada,que a veces decir la verdad no es la mejor elección.
Siempre he intentado ser una persona sincera,una persona que diga la verdad,pero me he dado cuenta de que eso es algo imposible.
Porque sabiendo que lo correcto es ser sincera,a veces hace mucho daño y prefieres callarte para no hacer sufrir.
Sé que posiblemente no he sido la clase de persona que a muchos les gustaría que fuese,pero que puedo decir,me encanta como soy,y como soy con los demás,aunque sé que muchas veces me  he equivocado,pero bueno todo el mundo comete errores y no por eso dejan de ser como son.
Quiero pedir perdón si alguna vez he ofendido a alguien,o si por culpa de no ser sincera he lastimado a alguien,solo quiero que sepáis que no era mi intención.


Por que a veces la verdad apesta.

5 comentarios:

A.G.F dijo...

Me suena un poco a la charla que nos dieron jaja , muy bonita entrada :') Te quiero masme <3

Nerea dijo...

jajaj si,pero es verdad.
Y esa charla dió que pensar :)
Y yo <3

Antía :) dijo...

Me gusta el texto, el gift de Taylor <3 y sobretodo, tu cabecera!
AMO ONE DIRECTION.
te espero por mi blog, te sigo :)xx

Flopi dijo...

Lindo texto. Sí, a veces ser sincero duele pero en mi caso por ejemplo, si alguien tiene que decirme una verdad que duela, la prefiero, porque cuando me entere la mentira me va doler el doble. Pero son formas de pensar, besitos que andes muy bien :)

Angela dijo...

Ser sincero duele en muchas ocaciones, preferible una verdad que duela, antes de una mentira y enterarte por otro lado y que sea peor. Un beso enorme

Algo sobre mi :

Mi foto
Aprendiendo a vivir aunque me cueste la vida. Hab.448.

Seguidores